Skip to main content

¿Qué es mejor el césped natural o el artificial?, ¿cuáles son las ventajas y desventajas de cada uno?, ¿cuál es más conveniente para mi estilo de vida? Estas son preguntas que todos nos hacemos antes de dar forma a nuestro jardín e invertir una parte de nuestro tiempo y nuestro dinero.

En Máster Césped hemos querido reunir toda la información acerca de los dos modelos de jardín, para que puedas sacar tus propias conclusiones y elijas la opción que más te beneficie a ti y a los tuyos. 

Las opiniones sobre el césped artificial o natural pueden ser muy diversas según la experiencia, el tipo de jardín, la frecuencia con la que se usa, la calidad de los materiales, la forma de la instalación, etcétera. 

Por eso, lo mejor es comenzar paso a paso. 

¿Qué es el césped artificial o sintético?

El césped artificial es la mejor alternativa si quieres un jardín visiblemente cuidado sin tener que dedicarle demasiado tiempo. Consta de una superficie de base de goma negra también llamada backing sobre la que se asientan fibras sintéticas, y en la mayoría de los casos, el aspecto que se consigue es semejante al del césped natural.

La calidad del césped sintético se encuentra en estas fibras que cuentan con características muy variadas. Por ejemplo, existen fibras muy flexibles, otras ásperas, algunas más o menos brillantes, de un color verde intenso o apagado, etcétera. Además, es especialmente relevante el tamaño de estas, pues a menudo condiciona el resto de las características. Sus tamaños pueden ir desde los 5 mm hasta los 50 mm. 

En los últimos años, ante la pregunta: “¿césped natural o artificial?” lo cierto es que el segundo está ganando más adeptos por todas las ventajas que tiene en un estilo de vida rápido como el actual.

Ventajas y desventajas del césped natural

Si estás pensando en comprar césped natural o artificial para tu casa, antes debes prestar atención a los beneficios e inconvenientes de cada uno. Si bien, parece ser que el césped artificial está ganando terreno, el césped natural ha estado años en jardines privados y de comunidades sin ocasionar nunca demasiados problemas. Quizá, no deberías desecharlo tan rápido, especialmente si no te importa pasar horas en el jardín o prefieres un gasto a largo plazo que uno en el primer momento de la compra.

Ventajas césped natural

Las ventajas del césped natural son muchas y por eso conviene recordarlas antes de hacer un desembolso inicial a favor de uno u otro modelo.

En primer lugar, el césped natural amortigua el ruido, o sea, lo absorbe y esto hace que el ambiente de tu casa pueda resultar más tranquilo, al menos en un 20 o hasta 30% con respecto al exterior. Entrarán menos sonidos de la calle y tu jardín será más silencioso. 

Por otro lado, en caso de lluvia, las raíces del césped absorben bien grandes cantidades de agua y se evitan deslizamientos, cambios en el terreno, desniveles…

Además, el césped natural es un buen refrigerador y puede bajar algunos grados el ambiente de tu casa incluso cuando no lo has regado.

Finalmente, se dice que ayuda a reducir la contaminación y polución del entorno.

Desventajas césped natural

Pero las desventajas del césped natural para tu casa pueden ser muchas y además inesperadas. Es decir, que algunas las notarás desde el primer día, pero puede que otras aparezcan pasados unos meses o unos años y te hagan arrepentirte de tu decisión. Es la peor parte de no tener tu entorno controlado, que pueden aparecer los inconvenientes cuando menos lo esperas.

Por ejemplo, una plaga de algún pequeño insecto, la variable presencia de hormigas o la repentina aparición de una mala hierba. Además de los cambios de temperatura, épocas de sequía, etcétera. Es decir, la gran diferencia entre el césped natural y el artificial, es que en el primero tienes menos margen de control y eso siempre es más arriesgado.

Estos son las principales desventajas del césped natural:

  • Posible aparición de plagas.
  • Malas hierbas.
  • Constante presencia de insectos.
  • Posibilidad de encontrar astillas, piedras o invitados inesperados como caracoles, moscas, grillos…
  • Tendrás que regar y limpiar el césped con frecuencia. O sea, requiere un mantenimiento constante.
  • Más probabilidades de que tu mascota arranque el césped o juegue con brusquedad en él por sus olores.
  • Aumento considerable de la factura del agua.
  • Estética más comprometida y variable: puede secarse, cambiar el color y que pasen meses hasta recuperarlo. Además, con los años pierde frescura, flexibilidad…
  • Tu gasto de agua será variable en función de las condiciones meteorológicas, por lo que será difícil calcular el gasto. 
  • Requiere mayor compromiso y esfuerzo, de tiempo y dinero. De lo contrario, en muy poco tiempo podría deteriorarse.

Como ves, existen las suficientes desventajas para que pueda existir un cambio de planes y finalmente te decantes por el césped sintético. 

El césped artificial favorece el ahorro de agua, es más económico mantenerlo y no acumula insectos

Ventajas y desventajas del césped artificial

Ahora que ya conoces un poco mejor el césped natural y todas las variables que deberías tener en cuenta antes del momento de la compra, le ha llegado el turno al césped sintético o artificial.

El césped artificial goza ahora mismo de buena reputación y es muy popular por lo sencillo que resulta de mantener y sobre todo, por la gran variedad de modelos que existen. Es muy fácil que encuentres uno adaptado a tus necesidades. Por ejemplo: césped artificial ideado para piscinas, césped artificial para que jueguen las mascotas, césped artificial de fibras largas para que resulte más refrescante, etcétera.

En Máster Césped además, puedes elegir a la carta y nosotros nos encargaremos de asesorarte, hacerte llegar el envío y realizar la instalación.

A continuación, las ventajas y desventajas del césped artificial.

Ventajas césped artificial

Aquí pretendemos resolver la pregunta “¿qué es mejor césped natural o artificial?” mostrándote todas las ventajas tan desconocidas del sintético

Y es que más allá de que pueda resultar sencillo de mantener durante años con escasos cuidado, existen muchas ventajas que solo descubrirás una vez lo hayas comprado e instalado. Por ejemplo:

  • Favorece el ahorro de agua: necesitas regar el césped natural, pero el césped artificial apenas necesita riego. Para el primero debes regar una o dos veces al día y dedicar algunos minutos de tu tiempo o bien, instalar aspersores. En el segundo caso, basta con que riegues una vez a la semana si le das mucho uso o en los meses de verano para bajar la temperatura y una sola vez al mes si le das poco uso. No obstante, el césped artificial puede mantenerse correctamente con menos de 6 riegos al año. Por eso, supone un gran ahorro de agua frente al césped natural. 
  • Existen una amplia variedad de modelos: Césped artificial de fibras cortas, de fibras medias y resistentes, de fibras altas y aspecto natural, fibras especiales para mascotas, para juegos, césped resistente al cloro de las piscinas… el césped natural ofrece pocas opciones, pero el césped artificial ofrece muchas opciones, por lo que es fácil que encuentres un modelo ideal para ti. 
  • Es más económico: Aunque el pago inicial es mayor, muy pronto recuperarás el gasto. No necesitas gastar agua, ni añadir fertilizantes, ni comprar productos químicos para controlar las plagas, etcétera. En pocos meses habrás recuperado el primer gasto.
  • Es resistente al agua: Si compras césped artificial diseñado para piscinas de agua dulce o salada y resistente al cloro, tu jardín se mantendrá como el primer día.
  • Es resistente a los rayos UV: Y los rayos del sol no cambiarán su color o textura. Mantendrá la misma apariencia incluso en meses de sequía o extremadamente calurosos. 
  • Aspecto más natural: Algunos modelos pueden resultar incluso más naturales que el propio césped natural. Esto es así porque está diseñado para imitarlo y mantenerse suave y flexible durante años.
  • Respetuoso con el medioambiente: gastarás menos agua y energía en mantenerlo, por lo que es más respetuoso con la naturaleza. 
  • Mantenimiento sencillo: A diferencia del césped natural que con los años pierde sus mejores propiedades, el césped artificial es muy resistente y con un mantenimiento sencillo retendrá sus mejores cualidades: flexibilidad, brillo, color, resistencia a la pisada, tamaño de las fibras, etcétera. 
  • Sin insectos: gracias a que sus fibras son sintéticas, no encontrarás ningún insecto en tu jardín, con la gran ventaja de que jamás tendrás plagas en tu jardín ni picaduras en las noches más calurosas. 
  • Fácil de limpiar: Resulta más fácil de limpiar el césped artificial que el césped natural. Con solo un poco de agua y jabón podrás eliminar una mancha, restos de comida o los excrementos de tu mascota. 

Desventajas césped artificial

Algunas personas encuentran algunos inconvenientes en el césped artificial, y es que es imposible crear un producto que satisfaga a todos por igual. 

Por ejemplo, el precio inicial es mayor y para algunas personas esto puede suponer un inconveniente. No obstante, como ya sabes, a los pocos meses resulta más rentable que el natural.

Por otro lado, ofrece menos frescura, en concreto solo es “refrescante” si un tiempo antes lo has regado. De lo contrario no reducirá la temperatura de tu jardín. 

Y si te encanta el olor a césped recién cortado o a tierra mojada, obviamente si compras césped artificial no podrás disfrutarlo.

¿Césped natural o césped artificial para decorar tu jardín?

¿Césped natural o artificial? Seguro que ya puedes responder mejor a esa pregunta, o al menos, con más información. La decisión es tuya y nosotros nos ofrecemos a ayudarte con la venta, envío e instalación de césped artificial hasta tu casa, para crear un espacio único y adaptado a tus necesidades y gustos.

Las opiniones entre césped natural y artificial son muy variadas pero la principal diferencia radica en el tiempo de mantenimiento y gastos recurrentes. Por eso, si quieres ahorrar en costes de agua o sistemas de riego y tiempo eliminando insectos, zonas embarradas o hierbas inesperadas, la opción adecuada es césped artificial. 

Leave a Reply

ocho + diecisiete =