Skip to main content

¿Sabías que la arena de sílice en el césped artificial tiene grandes ventajas? Sin ella el césped sintético no sería un artículo tan eficiente ni tan alta calidad. Por eso, si has comprado césped artificial en Máster Césped u otro lugar, no olvides de aplicar sílice, nosotros siempre lo hacemos durante la instalación.

Al aplicar la arena de sílice para césped artificial conseguimos un resultado más natural y ayudamos a que las fibras se conserven en mejor estado. Este proceso apenas dura unos minutos y marca la diferencia entre un jardín de aspecto natural y uno de aspecto artificial y seco o áspero.

¿Por qué es importante usar arena de sílice en el césped artificial?

La arena de sílice o arena de cuarzo es un compuesto de cuarzo y oxígeno y tiene diferentes aplicaciones. Hoy en día, una de las aplicaciones más comunes es su uso en césped artificial.

De hecho, todos los profesionales recomiendan incluir arena de sílice para césped artificial, pues de ese modo el césped estará en mejor estado y por más tiempo. Resistirá mejor la temperatura, las pisadas y un lago etcétera. 

Además, la arena de sílice es de fácil aplicación. Si compras tu césped sintético en Máster Césped te ofrecemos hacer la instalación e incluir arena de sílice de alta calidad. La extenderemos con nuestros cepillos y conseguiremos el resultado óptimo.

Pero… si hace años que cuentas con un jardín de césped artificial en tu casa, entonces tú también puedes aplicar la arena de sílice con sencillez.

Las ventajas las notarás muy pronto y verás un cambio radical en algunas de las características de tu jardín, por ejemplo, en su temperatura o suavidad. Estas son algunas de sus grandes ventajas: 

Aislamiento térmico

Cuando rellenes el césped sintético con la arena de sílice, esta cubrirá su base, lo que le ayudará a protegerlo frente a los rayos UV. De ese modo, también mantendrá la temperatura de tu jardín más estable y no tendrás que temer a los días calurosos. La pisada no quemará y podrás extender la toalla sin la necesidad de entrar en la piscina cada cinco minutos. 

Además, si mojas la arena de sílice, es decir, si riegas tu césped artificial y el agua llega a la arena de sílice, esta se enfriará y mantendrá la temperatura baja durante más tiempo. Además, no solo aísla las altas temperaturas, sino que drena mejor el agua, por lo que esta no se encharca y se refresca mejor el jardín al repartirse mejor.

Por eso, si no tienes arena de sílice en tu césped artificial, regar no es lo más conveniente. 

Mejora la sujeción

La arena de sílice mejora la estabilidad del césped sintético pues le aporta peso y también el material se adhiere mejor a la superficie. Es muy poco probable que el césped pueda moverse, pero es mejor no arriesgarse y contar con las ventajas de la arena de sílice. Se recomienda echar 10 kilos de arena de sílice por cada dos metros cuadrados.

Incluir arena de sílice en el césped artificial ayudará a que permanezca en mejor estado y por más tiempo

Confort

El césped es más suave y flexible, por lo que en la pisada se vuelve mucho más cómodo. Así, tú, tu familia, amigos… querréis pasar más tiempo en el jardín y pisar descalzos no os incomodará. ¿No te ha ocurrido que por ejemplo has sentido incomodidad o picor andando sin zapatillas o chanclas por un césped? Gracias a la arena de sílice, tu césped será más suave.

Mejorará la sensación al pisar, tumbarte sobre él, jugar a la pelota, etcétera.

Mantiene la posición de las fibras

Y otra ventaja que tienen en cuenta muchos usuarios es la flexibilidad de las fibras. Gracias a la arena de sílice en el césped artificial, las fibras tras la pisada quedarán más erguidas pues se vuelven más flexibles. 

De ese modo, incluso después de una tarde de juegos o piscina, tu césped estará como el primer día y la verticalidad de las fibras se mantendrá y recuperarán su posición de forma rápida.

La consecuencia de esto es un jardín estéticamente más bonito, de apariencia natural y cuidado.

¿Qué es la arena de sílice realmente?

La arena de sílice es aquella que en su composición está, sobre todo, formada por cuarzo y químicamente se compone por sílice (SiO2). No obstante, en pequeños porcentajes siempre tiene restos de feldespato, arcilla, mica, trozos de roca… y otras.

Es considerada una de las arenas más puras y por eso, es la que hay que echar al césped artificial. 

Respecto a su composición mineral, su principal componente es el cuarzo, usualmente será el cuarzo blanco ya que es el más común en la corteza terrestre. Y su composición química consta de átomos de oxígeno y sílice que se combinan y forman tetraedros dando lugar al SiO2. 

Debido a sus componentes, cuenta con características que la convierten en la mejor arena para césped artificial. Estas son algunas de ellas:

  • Todos sus granos son de tamaño similar.
  • Todos son redondeados.
  • Es resistente al desgaste.
  • Es resistente al ácido.
  • Resiste al agua.
  • Su dureza es de 7 en la escala de Mohs.

Todas estas ventajas son gracias al sílice, que el resto de arenas tienen solo en un 60 o 65% frente al 95% de la arena de sílice.

¿Cómo extender y colocar la arena de sílice en césped sintético?

Hay que echar arena al césped artificial una vez este ya se ha instalado. Es decir, es una de las últimas fases que llevamos a cabo en la instalación en tu hogar. 

Aunque es una fase que podrías realizar tú, necesitas experiencia, paciencia y también un cepillo o alguna herramienta que te ayude a repartir adecuadamente la arena de sílice. 

Por ello, cuando estamos haciendo la instalación, la llevamos hasta el final.

Lo primero que hay que hacer es abrir las bolsas donde viene almacenada la arena de sílice. Y luego paso a paso la extendemos por todo el terreno, poniendo especial atención a los bordes y extremos, que son las zonas que siempre quedan más desatendidas. ¿Cuánto hay que echar? Aproximadamente 3 – 4 kg por metro cuadrado, pero esto también depende del uso que vayas a darle. Por ejemplo, si lo usas a diario en verano o en invierno y además, cuentas con piscina en tu jardín, será mejor que eches de 4 a 5 kg por metro cuadrado. 

Después de haber esparcido de manera manual la arena de sílice por el césped artificial, toca cepillarlo. Para esto contamos con cepillos eléctricos especialmente diseñados para distribuir de la mejor forma la arena, de ese modo queda en la base y ayuda a que el césped asiente mejor.

Además, de la forma en la que se reparte ayuda a un mayor equilibrio y a la flexibilidad de las fibras. Por tanto, el cepillado es esencial para un césped duradero y estético.

Finalmente, también contamos con cepillos de mano que pueden darle el toque final a la instalación. Es recomendable, poco después de aplicar la arena de sílice para césped artificial, regar toda la zona. Así, cuando el agua y la arena entran en contacto, esta última se asienta aún mejor y el aspecto de tu césped será aún más natural y brillante.

Recuerda regarlo una vez a la semana o como mínimo una vez al mes, dependiendo de cuánto uso le des. De ese modo tu jardín puede durar en óptimas condiciones más de 10 años.

Alternativas a la arena de sílice para mi jardín artificial

Ya sabes qué tipo de arena se usa para césped artificial, aunque realmente existen otras mezclas y combinaciones que también son aptas para jardines sintéticos. Algunas alternativas a la arena de cuarzo o sílice son el caucho y la fibra de coco.

Caucho

El granulado de caucho se usa como material para rellenar el césped artificial, aunque no es tan común como la arena de sílice. Es sobre todo, muy utilizado en césped artificial indicado para deportes, como por ejemplo, fútbol. Esto es así porque el caucho ayuda a que la pelota bote o ruede correctamente.

Por eso, si tú, tus hijos o amigos tenéis pensado jugar con balones en tu jardín, no es mala idea añadir caucho. Necesitas entre 7 y 10 kg por metro cuadrado

El caucho como sabrás son restos de neumático reciclados u otros, que tienen una segunda vida en los jardines artificiales y campos de fútbol. 

Fibra de coco

La fibra de coco es más semejante a la arena de sílice. No obstante, no es tan resistente y si no usas la cantidad adecuada podría no refrigerar correctamente tu jardín después de regarlo. Es decir, es más probable que la superficie se caliente en un día de verano.

No obstante, en cantidades adecuadas también baja la temperatura y por supuesto, tiene otras ventajas. Por ejemplo: es muy fina y su textura ofrece mayor suavidad al césped sintético. Asimismo, tiene un color que dota de naturalidad al jardín. Es decir, su principal ventaja frente a la arena de sílice para césped artificial es la naturalidad y suavidad que ofrece. En cambio, es menos resistente y contribuye menos a bajar la temperatura. 

Leave a Reply

trece + 7 =