A continuación os detallamos todos los pasos a seguir para conseguir un terreno en las mejores condiciones para la posterior instalación de césped.

1- Crear los cimientos de una instalación de césped artificial no es tarea fácil, hay que preparar el terreno y conseguir que sea regular. A base de «pico y pala», nunca mejor dicho, o bien con la ayuda de maquinaria profesional, trabajaremos la tierra para rebajarlo de 7cm a 10 cm. 

2- Posteriormente sanearemos el espacio y utilizaremos un herbicida para evitar malas hierbas en el futuro.  

3- El siguiente paso es valorar y colocar la grava y arena necesaria. Este paso es verdaderamente importante si queremos que nuestra instalación tenga un fantástico sistema de drenaje.

4- Humedecer el terreno y conseguir que sea un poquito más moldeable para lo que viene a continuación.

5- Compactar el terreno con una máquina compactadora o en su defecto con rodillos compactadores y lograr así un espacio firme y regular sublime.

6- Colocar rollo geotextil o malla antihierbas. Debemos solapar bien dicha malla y fijarla bien al suelo para evitar que se mueva una vez comencemos la instalación del césped.

7- Instalar césped artificial habiendo medido previamente el terreno para realizar los recortes adecuados. Usaremos bandas de unión y pegamento de última generación para fijar bien la base del césped.

8- Extender arena de sílice. Así mantendremos la verticalidad de las fibras del césped, aunque existen modelos de última generación que trabajamos que no necesitan la colocación de arena de sílice, ya que sus fibras de mantienen erguidas por si solas.

9- Peinaremos el césped con nuestras cepilladoras profesionales.

10- Últimos remates, detalles finales para concluir con una perfecta instalación.