Es imprescindible llevar a cabo un mantenimiento en una pista de pádel de césped artificial para conservar sus propiedades y cualidades. Además puede evitar lesiones y permite disfrutar al máximo del juego.

Si no realizamos los cuidados que deben realizarse, la imagen de la pista se irá deteriorando más y más con el paso de los años. Cabe destacar la importancia de la superficie del terreno de juego, ya sea hormigón, resina o cemento.

Cuando no se realiza el mantenimiento adecuado de una pista de pádel podemos sufrir cualquier tipo de lesión ante una caída, ya que el agarre es completamente diferente. Las articulaciones como rodillas y tobillos pueden sufrir un desgaste mucho mayor y a la larga un deporte tan divertido y entretenido como el pádel puede ser contraproducente.
La espalda baja o zona lumbar también corre un riesgo que no debería cuando se juega en un terreno que no es el adecuado.

El césped artificial de la pista requiere una limpieza semanal e incluso diaria. Restos de hojas, y malas hierbas pueden originar hongos en la cancha, sobre todo en las zonas sombrías y de más humedad evitando así la aparición de musgo. Es crucial redistribuir la arena mediante una cepilladora profesional para que todo el espacio esté cubierto de forma regular proporcionando un nivel adecuado y por lo tanto un equilibrio en toda la cancha favoreciendo el vote de la pelota y el juego en si. Esta tarea hay que realizarla 2 veces al mes y si no contamos con una cepilladora profesional, utilizar cepillos lo más ancho posibles y de púas duras (como el que usan los barrenderos) para ejercer más fuerza y obtener mejores resultados.

Es fundamental realizar los dos siguientes mantenimientos cada 5 o 6 meses:

  • Eliminar posibles humedades, musgo y hongos con los fungicidas y productos de Máster Césped, libres de aceite. De tal manera, siempre conseguimos conservar una imagen espléndida de todas las pistas de pádel en las que trabajamos.
  • Revisión de las juntas de unión, evaluando detalladamente toda la pista minuciosamente.
  • Descompactación de la superficie, retirando, limpiando y reinstalando la arena paea mejorar notablemente la pista y sus cualidades y sobre todo para nutrirla y que su capacidad de drenaje sea óptimo.